Saltear al contenido principal
  • Blog

Todos hemos cambiado nuestra forma de consumir tras la pandemia. La mayoría de las empresas saben que el consumidor digital post-covid no va a ser el mismo.

Como ya habrás comprobado, durante los confinamientos el comercio electrónico ha sido nuestro principal aliado. Las compras por Internet se dispararon y las ecommerce o las empresas de logística se adaptaron rápidamente a la situación. Y no solo eso, sino que han sorteado con éxito todos los retos y han capeado la crisis económica provocada por el coronavirus.

Pero ¿cómo será el consumidor tras la pandemia? Te mostramos, a continuación, las claves más destacadas.

El consumidor post-covid

Tras el confinamiento, en distintas fases de la desescalada y con la adopción de nuevos hábitos o medidas para frenar la transmisión del virus, el consumidor ha cambiado por completo. Ahora, los clientes valoran más el comercio electrónico (también los comercios locales, que han estado al pie del cañón en los peores momentos), las entregas a domicilio y que existan promociones en Internet; además, son más sensibles ante cambios en los precios de un producto o servicio.

Aunque es muy complicado predecir qué cambios se mantendrán y cuáles desaparecerán, lo que está claro es que la forma de comprar ha cambiado. Algunos cambios que se venían produciendo se han acelerado, mientras que otros se han introducido con mayor o menor éxito.

Hábitos de consumo post-covid

En los primeros días de la pandemia se produjeron las compras de pánico, algo que los expertos descartan que vuelva a producirse, al menos con la intensidad de antes. Lo mismo sucede con otros hábitos que han podido adoptar quienes han sufrido el golpe económico con la reducción de sus ingresos; tarde o temprano, este tipo de consumidor volverá a niveles de gasto previo a la pandemia. Además, algún día, los cambios que estamos viviendo con el uso de mascarilla y geles o la distancia social mientras realizamos la compra desaparecerán.

Sin embargo, otros hábitos perdurarán. El más destacado de todos es el que afecta a la compra responsable o a los hábitos saludables (tendencia que se acentúa con la pandemia). Además, la implantación del teletrabajo también afectará a algún patrón: se reducen las compras a la vuelta de la oficina o en los descansos laborales.

E-commerce y consumidor digital

Sin duda, donde más han impactado los cambios es en Internet, que se ha convertido en algo imprescindible durante los confinamientos. Los clientes han valorado, más si cabe, diferentes aspectos como el diseño web responsive, el estado de nuestros envíos, la ayuda que proporcionan los chatbots, los códigos promocionales y los envíos gratuitos.

El ecommerce, protagonista durante la pandemia

Como ya has visto, el consumidor digital post-covid es mucho más responsable, evitará las compras de pánico y valorará más aquellos comercios que hayan estado a su lado en el confinamiento. Sin dudarlo, las tiendas online han sido las protagonistas durante los momentos más críticos de la pandemia: han evitado que salgas de casa y han dado un servicio que como consumidor valorarás de por vida. Si tienes alguna duda, recuerda que puedes contactar con nosotros.

Volver arriba