6 realidades del marketing de contenidos que desconocías

¿Qué te viene en mente cuando piensas en marketing de contenidos? Probablemente ya conozcas este término y por esto sabrás de qué va a groso modo, pero lo cierto es que no podemos generalizar con este tipo de marketing, ya que puede variar muchísimo según el sector y cambiar totalmente el rumbo de lo que es común.

Pues bien, debes saber que el Content Marketing es desde hace unos años la estrategia de posicionamiento orgánico más utilizada, por lo que debemos prestar atención a todo lo que nos pide y requiere para que tenga unos buenos resultados.

Hoy te contaremos qué es lo que debes tener más en cuenta si quieres hacer un buen contenido que realmente agrade y haga que tu usuario esté entretenido leyéndolo porque de verdad le está sirviendo de ayuda. ¡Ese es el punto al que queremos llegar! El momento en el que el contenido que ofrezcas de verdad pueda enganchar al usuario sin necesidad de venderle ningún producto o servicio, y que además le genere confianza hacia nuestra marca, por el hecho de ofrecerle algo de valor “de forma gratuïta”.

Aquí vamos con los 6 factores del marketing de contenidos que debes tener en cuenta siempre:

  • El 75% de los consumidores quiere el contenido preciso. ¿Qué queremos decir con esto? Pues que la mayoría de los usuarios que van a entrar a leer el contenido no quieren andarse con rodeos, simplemente quieren leer sobre aquello que han buscado, de forma clara y precisa. Por lo que explayarse demasiado en según qué temas no será sólo una pérdida de tiempo, sino también una pérdida de usuarios, y en definitiva, de dinero.
  • Se valora la imagen del artículo, su presentación. Aunque creas que sólo se trata el contenido, no es así. La imagen que proyecta tu artículo o tu página es imprescindible para animar al usuario (o no) a leerla. Si tenemos un buen contenido pero nuestra web o sección no sigue el estilo concreto o está desorganizada, esto no transmitirá la confianza necesaria al usuario como para seguir leyendo; además, probablemente aunque pruebe de leerlo, la mala organización o diseño erróneo le distraerá de la buena interpretación del contenido. Por esto todos tus esfuerzos relacionados con el mensaje del artículo habrán sido en vano.
  • Céntrate en lo que el cliente te pide, no en lo que a ti te interesa vender. En muchas ocasiones, por suerte cada vez menos, las marcas tienden a explicar demasiado sobre sus productos en estas secciones DONDE EL CONTENIDO INTERESANTE DEBE PREVALECER. Por esto, el usuario deja de percibir un buen contenido y una buena marca, para relacionarlo con una empresa de poca personalidad y “sentimiento”.
  • Menor cantidad, pero mayor calidad. Aunque te parezca que cuanto más escribas, los robots de Google más caso te van a hacer, ¡NO ES ASÍ! También tiene en cuenta que tu contenido sea de calidad y realmente pueda solventar los problemas que el usuario pretenda resolver con tu post. Así que no inviertas tanto tiempo en hacer muchos post y dedica más esfuerzos en que el contenido sea realmente bueno e interesante.
  • Ayudarse con imágenes creativas. Muy ligado con lo que comentábamos del diseño de la página y de las distracciones a la hora de leer: Es imprescindible que el contenido vaya de la mano con imágenes que le acompañen adecuadamente. Esto hará que el usuario preste más atención e incluso que el contenido visto de mejor calidad por Google.
  • No puede ser algo aislado. Con una vez no basta. El posicionamiento con contenido es algo laborioso y que lleva tiempo, por lo que deberás marcar unas pautas y no dejar de crear contenido de un día para otro.

¿Te han parecido interesantes nuestros consejos? Pues síguenos en las redes sociales para encontrar contenido de interés a diario.