Saltear al contenido principal

Engagement vs. Clics: la crisis de la fidelización

  • Blog
Engagement Vs. Clics: La Crisis De La Fidelización

Estamos un poco saturados de escuchar hablar del engagement y de cuánto (o no tanto) nos quiere nuestro cliente o usuario potencial… Tenemos claro que la misión es llegar al público objetivo, y para esto existen plataformas y herramientas que todos tenemos al abasto… pero el punto importante es contemplar con más profundidad qué es lo que después de ser impactados por nuestra marca, van a hacer o sentir con ella.

Por esto, en el post de esta semana queremos hablarte de cuales son las diferencias entre crear engagement con el usuario y los clics que puedan hacer los mismos para entrar en tu web. ¡Hay una diferencia abismal, y podrás verlo en esta foto!

Gracias a esta imagen representativa del embudo de conversión, se puede observar que los clics son simplemente la forma de medir a cuanta gente hemos llegado, es decir, el alcance que ha tenido nuestra acción en concreto. Con esta métrica podemos medir cuál ha sido el impacto que ha tenido la acción, de forma que los clics son bastante representativos para saber si el despegue de la misma es adecuado o no.

Pero con esto no es suficiente, se puede impactar de muchas maneras, entre las cuales cabe la posibilidad de que haya sido un impacto nulo ¿qué queremos decir con eso? Pues que probablemente el usuario haya abierto sin querer el anuncio, entrado en la página web por confusión o cualquier otra circunstancia, por lo que no estaríamos siendo realistas: estos no están interesados en nuestro producto o servicio, por lo que terminan el proceso de la conversión antes de pasar la primera fase.

Las fases de captación y retención forman parte del proceso en el que el usuario sí que está interesado en el producto o servicio que ofrecemos, por lo que las visitas que recibimos ya son reales y tienen potencial. Aquí viene cuando vemos si el interés está realmente captado: a través del porcentaje de rebote sabremos cuántos, después de haberse interesado por el site, permanecen en él para seguir navegando.

Posteriormente, y los signos que de verdad hacen que la campaña o acción sea válida son las conversiones; cuando vendemos algo, podemos decir que hemos tenido cierto éxito.

Pero el gran logro de todos es llegar a fidelizar al usuario, y esto se mide por el número de conversiones y el número de veces que repite en la compra del producto o servicio.

Si así lo hace, podemos decir que tendremos un cliente por mucho tiempo (si haces lo justo para ello).

Por esto, es importante saber diferenciar qué implica cada punto:

¿Cuáles son las diferencias entre ambas métricas?

Muchas campañas tratan de ganar clics de forma “ilícita”, con métodos poco éticos en los que el usuario accede a nuestra web por error. Esto no hace más que ensuciar el nombre de la marca, por lo que estaremos creando el efecto contrario de lo que buscamos.

La fidelización es el objetivo de toda empresa: tener usuarios detrás de tu marca que la valoren y la tengan en mente siempre. Para esto no vale cualquier campaña: detrás de ella se necesita realizar un estudio acotado de las necesidades, sentimientos, valores y metas del usuario.

 

¿Te gustaría acertar al máximo en tus campañas de Adwords y redes sociales? En Cetrex Internet Marketing somos especialistas y sabremos cómo encontrar la manera de llegar a tu cliente potencial de manera eficiente, solo tienes que contactar con nosotros haciendo clic aquí.

Volver arriba